¿Convierte en hermana?

Paso a paso, muy simplemente!

Si te detienes, reflexionas y te decides, haces el primer paso y por cada pasos sucesivos te decides libremente con la ayuda de Dios.

  • ? Cuando te das cuenta que eres amada por Dios, querrás corresponder a este amor. Pide al Señor: Que quieres de mi? Escucha esta voz misteriosa, poco a poco lograrás comprenderla, a distinguirla, luego examina y cuando reconoces que puedes realizar tal vocación en la comunidad de las Hermanas Educacionistas Franciscanas, vienes y haces el siguiente paso.
  • ? Ven a una de nuestras comunidades como aspirante. Ven y observa. Durante el periodo del aspirantado, puedes frecuentar el colegio, trabajar en cualquier Instituci ón, etc.
  • ? Después de algunos meses o tal vez de un año, depende de la edad, de sus estudios secundarios y de otros empeños, serás aceptada en el postulantado que dura seis meses o tal vez un año. Es el periodo durante el cual podrás conocer mejor nuestra vida, te introduces en ella y verificas tu decisi ón.
  • ? Si te convences que ésta es tu vocación, pides entrar en el noviciado que dura uno o dos años. Durante este periodo afianzas tu unión con el Señor que te ama, te refuerzas en tu decisión y conoces concretamente el camino a seguirlo en la vocaci ón religiosa.
  • ? Al término del noviciado con los votos de pobreza, castidad y obediencia te donas totalmente al Señor y a la comunidad religiosa. Como signo de esta total donación, recibes el hábito religioso. En tu crecimiento y maduración espiritual de religiosa te ayuda la formadora; con dedicación cumples la misión que te es confiada o tal vez continuas tus estudios. Cada año renuevas la profesión religiosa, con la que confirmas tu fidelidad.
  • ? Después de 4 0 6 años emites la profesión perpetua, confirmando por siempre tu fidelidad a Dios.